Egipto aprueba pena de cárcel para actos obscenos en pirámides

Egipto aprueba pena de cárcel para actos obscenos en pirámides

El Parlamento de Egipto aprobó penas de mínimo un mes de cárcel para quienes cometan actos contra la «moral pública» o escalen los sitios arqueológicos

El Parlamento de Egipto aprobó una enmienda legislativa que contempla penas de mínimo un mes de cárcel o multas de hasta 10 mil libras egipcias (unos 11 mil 887 pesos mexicanos) para aquellos que cometan actos contra la “moral pública” o escalen los sitios arqueológicos del país.

La enmienda añade dos cláusulas a la Ley de Antigüedades de 1983 que penalizan con estas sanciones no solo los actos obscenos, sino también a aquellos que escalen los monumentos o entren “a escondidas” a museos o sitios arqueológicos, informó este lunes en un comunicado el Ministerio de Antigüedades.

Por otro lado, castigan con cárcel, multas de entre 1 millón y 10 millones de libras y confiscación de la pieza a quienes se apropien o vendan fuera de Egipto artefactos antiguos sin un documento oficial que pruebe su salida legal del país.

“Estas enmiendas se presentaron porque recientemente se observó la entrada a escondidas de algunas personas a sitios arqueológicos, además de algunas prácticas de venta de antigüedades egipcias en el exterior, a través de redes sociales, internet y salas de subastas”, precisó el departamento.PUBLICIDAD

“Estas enmiendas se presentaron porque recientemente se observó la entrada a escondidas de algunas personas a sitios arqueológicos, además de algunas prácticas de venta de antigüedades egipcias en el exterior, a través de redes sociales, internet y salas de subastas”, precisó el departamento.

La nota no especifica si la ley ya fue enviada al Consejo de Estado para su revisión, como ha ocurrido con otras aprobadas en los últimos días, o si entrará en vigor de forma inmediata.

Los actos obscenos en los monumentos históricos se han hecho populares en los últimos años y en muchos casos se hacen virales en redes sociales y medios de comunicación al ser capturados en video o fotografías.

El pasado julio, las autoridades egipcias detuvieron a un turista por fotografiarse frente a las pirámides de Guiza con el trasero al aire, mientras que dos años antes una modelo belga y un fotógrafo fueron detenidos en Luxor luego de que ella posara desnuda en el templo de Karnak pretendiendo ser la reina Nefertari.

En 2015, una grabación clandestina de contenido adulto hecha en Guiza levantó la polémica en el país de los faraones, donde también se han registrado casos de arrestos de turistas por escalar a lo alto de las pirámides, otro tipo de ofensa contra la única de las maravillas del mundo antiguo todavía en pie.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *