Invasión latina, La Chona y los Tucanes de Tijuana en Coachella

Invasión latina, La Chona y los Tucanes de Tijuana en Coachella

CIUDAD DE MÉXICO.

Los que vayan a Coachella este año la van a pasar de “latina madre”, porque los de habla hispana son los que mandan y destacan este año en el cartel que se presentará los fines de semana del 12 al 14 y 19 a 21 de abril próximo.

Dando la cara por México, Los Tucanes de Tijuana. Sí, los iconos del regional mexicano, que viven su segundo aire gracias a que el año pasado una de sus canciones viralizó el reto #LaChonaChallenge, estarán presentes en el festival que reúne a los más mainstream de la música a nivel global.

Se suman así a Los Ángeles Azules —que el año pasado hasta a Justin Bieber puso a bailar— como uno de los grupos que jamás se imaginaron ver en los carteles de Coachella. Y los Tucanes lo celebraron con un mensaje en su Facebook.

Corran la voz para que juntos hagamos historia y que nuestro género siga creciendo y conquistando diferentes culturas”, reza el mensaje.

La invasión tucanera se une a la reafirmación del reguetón y el género urbano como la música del presente… y del futuro.

J Balvin y Bad Bunny también son parte de la avanzada hispanoparlante en el masivo de Indio, California.

Al igual que Mon Laferte, Javiera Mena y Rosalía, quienes formarán parte de la contagiosa diversidad de géneros que estarán presentes.

Misma oportunidad para Dillon Francis, un productor estadunidense con ganas de tener sangre latina, cuyo nuevo disco, Wut, es una celebración y una muestra del fanatismo que tiene hacia los ritmos latinos, mezclados con su clásico moombahton (subgénero de música electrónica), en el que participaron Residente, Arcángel, De la Ghetto y Ximena Sariñana.

O qué decir del actor británic Idris Elba, también programado para fomar parte de uno de los sets sorpresivos. Y lo que mucha gente no sabe sobre él, además de ser “el hombre más sexy del mundo” es que también es DJ y esta vocación la encontró desde los 14 años.

Mi tío era DJ y solía tocar en bodas y bautizos y, básicamente, yo era su jalacables. Eventualmente se cansó y me dijo que subiera para que pudiera descansar”, explicó a Mixmag.

Ya se probó en clubes nocturnos, foros pequeños y su graduación será en el festival de Coachella. Y como no tiene llenadera, en marzo también dará vida a un DJ en la serie de Turn Up Charlie, de acuerdo con Buzzfeed News.

Vaya, este cartel tiene de todo, hasta las surcoreanas de BLACKPINK estarán en representación del K-pop.

Coachella siempre ha sido un parámetro para saber qué es la música y quiénes son los artistas que la están rompiendo a nivel global, en especial sus headliners. Childish Gambino y Ariana Grande reafirman al hip hop, R&B y pop como el estilo que ahora oyen todos los chicos; sin embargo, su inclusión fue muy criticada. La gente, y tiene razón, hubiera preferido a Drake, Kanye West o Azealia Banks.

Las mofas fueron para Ariana Grande. Algunos se preguntaron si era Coachella o eran los Kids’ Choice Awards.

Tame Impala se erige como el representante del rock, un poco metido a fuerza según la opinión de la gente que asiste o que es fan del género. Sugerencias más coherentes surgieron: The Strokes, Interpol, Red Hot Chili Peppers y The Cure.

Además del grupo de Kevin Parker, destacan Weezer, The Interrupters —quizá la única propuesta punk del festival—, Chvrches y The 1975, como bandas de indie rock.

El resto del encuentro está principalmente conformado por un atasque electrónico y rapero: DJ Snake, Diplo, Aphex Twin, Zedd, Gesaffelstein, Hot Since 8, Wiz Khalifa, Solange, YG, Pusha-T y Ty Segall, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.