Más de 1000 personas abarrotan Playa Mamitas

Más de 1000 personas  abarrotan  Playa Mamitas

Alrededor de mil personas, entre locales y turistas se dieron cita en el “Picnic Masivo” que se realizó en Playa Mamitas, como protesta por el arresto y brutal agresión a un par de turistas que ocuparon parte de la playa, hace una semana.

Hieleras, sombrillas, música y snacks para botanear, las personas se acostaron frente al “Beach Club Mamita´s” lugar donde ocurrió la agresión a una pareja quienes por no consumir en dicho club fueron agredidos por ordenes del gerente.

Ante la injusticia, en redes sociales la convocatoria también se viralizó, esto como una forma de protestar contra el lugar que quiere cobrar por el uso de la playa; cuando en Quintana Roo, las playas son públicas; así como para que este tipo de actos violentos no se vuelvan a repetir.

Algunos de los participantes también llevaron pancartas con frases como “La playa es todos”; “Playas libres”, entre otros.

“Yo nací y crecí aquí, también una vez ya me habían corrido con mi familia de esta playa”, dijo Martha Enríquez, una mujer de 60 años habitante del poblado vecino de Puerto Morelos.

“Hoy venimos a decirles que estas bellezas también son nuestras, de nuestros hijos y de nuestros nietos”, agregó.

Un grupo de personas gritó que las playas son también para la gente del lugar y que no se puede condicionar la permanencia en ellas. A la protesta también se sumaron extranjeros de distintas nacionalidades que viven en Playa del Carmen o que se enteraron del evento en redes sociales.

Tras la agresión a los bañistas, el club de playa a voz de su dueño Jorge Marzuca ofreció disculpas públicas y atribuyó el conflicto a que la pareja se negó a retirarse de un pasillo de servicios.

Posteriormente la empresa dijo que no se realizó ninguna acción ilegal ya que cuentan con una concesión en el lugar.

Cabe destacar que en Quintana Roo, las leyes estipulan que el acceso a las playas no podrá ser inhibido o restringido salvo cuando se esté trabajando en el cuidado y conservación de las mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *