Raúl Gudiño el “Angel” de Chivas en el Clásico Nacional

Raúl Gudiño el “Angel” de Chivas en el Clásico Nacional

El Clásico Nacional mexicano tuvo un protagonista claro: Raúl Gudiño. El portero de Chivas desquició al América con sus paradas, especialmente al eterno Oribe Peralta que hasta en tres ocasiones chocó contra un muro. La intervención decisiva llegó en el minuto 95 al detener un penalti a Mateus Uribe que hubiese decantado el encuentro a favor de los azulcrema.

Este partido puede significar un antes y después en la carrera del canterano de Chivas. Hace cuatro años emigraba a Europa sin haber debutado en la Liga MX. Su destino fue el Porto donde aprendió y creció al lado del mejor maestro posible: Iker Casillas. Con el portero español tiene una gran relación e hizo amistad, “he conversado bastante con él, he ganado a un amigo que nunca esperaba. Me ha enseñado mucho, agradezco su apoyo y aliento”, contaba en una entrevista con MARCA Claro.

En Portugal adquirió experiencia y debutó en Primera división. No fue con el Porto, porque jugaba en su filial, pero sí lo hizo con una cesión al Unión Madeira en la 2015/16. Otra cesión le llevó la temporada pasada al APOEL en donde le faltaron oportunidades pero cuando las tuvo respondió de manera sobresaliente.

Con el equipo chipriota debutó en la Champions League, convirtiéndose en el primer portero mexicano en jugar en esta competición. En aquel partido ante el Borussia Dortmund mostró todas sus cualidades a ojos de todo el planeta, con una atajada a Aubameyang que evitó la derrota.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *