Trump, prepara su reelección

Trump, prepara su reelección

El Senado de Estados Unidos absolvió el miércoles al presidente Donald Trump en el juicio político en su contra, gracias al voto de sus camaradas republicanos que buscaron protegerlo nueve meses antes de una elección.

La mayoría de los senadores expresaron sentirse incómodos con la campaña de presión de Trump a Ucrania que resultó en los dos cargos de juicio político. Pero los conteos finales –52-48 en favor de la absolución por abuso de autoridad y 53-47 en la acusación por obstruir la investigación del Congreso– estuvieron muy lejos de reflejarlo.

El senador republicano Mitt Romney se unió a los demócratas en la votación para condenarlo y ningún parlamentario opositor votó por absolver.

Se necesitaba que dos terceras partes de los senadores votaran “culpable” para alcanzar el criterio constitucional de delitos y faltas graves para condenar y destituir al mandatario.

El empresario de 73 años convertido en político sobrevivió al tercer juicio político en la historia a un Presidente de Estados Unidos, al igual que los otros dos mandatarios acusados antes, en el capítulo más turbulento y oscuro de su mandato.

Trump ahora enfrenta una campaña electoral que promete polarizar aún más al país y en donde buscará su reelección con una campaña basada en su política migratoria y en el retorno de la grandeza de Estados Unidos.

El mandatario fue exculpado de los dos cargos presentados por la Cámara de Representantes liderada por los demócratas.

El resultado pone fin a meses de notables procedimientos de juicio político iniciados por la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, y culminados en el Senado, que preside el republicano Mitch McConnell, reflejando la profunda división partidista en el país en el tercer año de Trump.

Lo que inició como una solicitud de Trump a Ucrania de “hacernos un favor” se convirtió en un extenso reporte de 28 mil páginas recabado por investigadores de la Cámara baja, en el que se acusa a un Presidente estadounidense de involucrarse en una diplomacia cuestionable que ponía en riesgo las relaciones exteriores de Estados Unidos para beneficio personal y político, al presionar a un aliado para investigar a su rival demócrata Joe Biden en anticipación a los próximos comicios.

Después de la absolución del Senado “el mandatario se complace en poner este último capítulo de comportamiento vergonzoso de los demócratas en el pasado”, dijo la portavoz Stephanie Grisham.

Por su parte, Pelosi denunció la absolución de Trump y dijo que el mandatario sigue siendo “una amenaza para la democracia.

ES UNA VICTORIA

Trump, a diferencia del pasado martes, dio un discreto espaldarazo a Juan Guaidó, el líder que considera el mandatario legítimo de Venezuela, al recibirle a puerta cerrada en el Despacho Oval, mientras la Casa Blanca prometía más medidas contra el chavismo en el próximo mes.

La primera reunión en persona entre Trump y Guaidó supuso una victoria para el líder opositor, reconocido por más de 50 países como Presidente de Venezuela, después de que el mandatario estadounidense diera el año pasado señales de impaciencia por la falta de resultados de su campaña para derrocar a Nicolás Maduro.

El encuentro duró alrededor de una hora, según indicó a la Casa Blanca, y tuvo lugar un día después de que Trump invitara por sorpresa a Guaidó a su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso y le homenajeara como el “legítimo” presidente de Venezuela.

La estructura de la visita de Guaidó a la Casa Blanca fue idéntica a la de cualquier otro jefe de Estado, y el líder venezolano incluso se hospedó en la Casa Blair, donde se alojan los invitados oficiales del Presidente estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *